Intervención de la Presidenta de la Federación española de El Derecho Humano en Bruselas11.22.13

ana valet en bruselas

Sr. Presidente de la Comisión Europea, Sr. Presidente del Consejo Europeo, Sr. Presidente del Parlamento Europeo. Señores y señoras representantes de las organizaciones filosóficas no confesionales de Europa.

Gracias por contar con nosotros en tan importante foro.

Para situar al ciudadano en el corazón, en el centro del proyecto europeo, es imprescindible que sus gestores estén convencidos de que ese es el lugar que, por derecho, merece. La dignidad humana es un valor superior a cualquier contingencia social y económica.

En el corazón del proyecto europeo tiene que haber sentimientos y principios, y no sólo números. Sentimientos de implicación de los ciudadanos que deben inducir formas de gobierno más participativas. Sentimientos de respeto hacia unos dirigentes que sintamos como “los mejores entre los iguales” y no como profesionales de políticas de partido. Líderes auténticos, y no representantes de grupos de presión, que devuelvan la esperanza de ser europeos.

Necesitamos sentir que la economía está al servicio de las personas. Una economía de rostro humano, sometida a nuestros parlamentos.

Muchos ciudadanos europeos recelamos de una globalización que da alas al dinero, pero mantiene murallas para los movimientos de personas, derechos y libertades. Es necesario rescatar el “pensamiento” europeo basado en el respeto y la defensa de los ciudadanos. Los discursos sirven poco ante tanta desigualdad y sufrimiento. Corresponde a todas las Instituciones Europeas transmitir a los ciudadanos la convicción de que su voz es oída y de que su trabajo es valioso para la construcción de esta catedral de la democracia que es Europa.

Cuando todo lo que parecía sólido se desmorona, es el momento de volver nuestra mirada al ancestral patrimonio intangible europeo, a los valores y principios que nos hicieron cuna de la democracia y la filosofía.

Europa ha sido y debe seguir siendo referente de los valores éticos de la humanidad.

La organización a la que represento, la Orden Masónica Mixta Internacional “Le Droit Humain” en España, basa su trabajo en tres pilares fundamentales: Igualdad, Libertad y Fraternidad. Principios que estuvieron presentes en la formación de la Unión Europea, que parece estén, si no olvidados, si sometidos a la exigencia de unas prioridades ilegítimas que los anulan.

Estamos convencidos de que alcanzar el progreso de la humanidad en nuestro proyecto europeo, es una construcción en la que todos somos necesarios y que encuentra en la pluralidad y en la diversidad su mayor riqueza. En momentos de crisis los movimientos disgregadores y egoístas pueden romper las grandes alianzas. Por esto, y ante el importante y preocupante avance del nacionalismo y del integrismo proponemos la creación de partidos europeos transnacionales con candidatos en listas abiertas.

A los ciudadanos se nos pide responsabilidad para afrontar la crisis y los retos que nacen en este tiempo de cambio, pero eso no será posible si no sentimos, en nuestros corazones, que somos parte de un proyecto colectivo no manipulado por fuerzas externas a los parlamentos.

Un proyecto solidario y fuerte. Con la fuerza que poseemos los ciudadanos……… ¡LIBRES!

Muchas gracias

Posted by admin under Sin categoría.

Leave a Reply


label for="email">Mail (will not be published) (required)



A %d blogueros les gusta esto: