Iniciación

La iniciación es una ceremonia simbólica por la que un candidato es incorporado a una logia masónica.
Es el inicio del gran viaje para aquellos seres humanos que tienen deseos de perfección y sentido estético de la vida.  Porque existe este tipo de seres humanos es por lo que existe la Francmasonería, pues su objetivo no es generar una élite de intelectuales, sino contribuir al perfeccionamiento de mujeres y hombres libres.

Cualquier persona mayor de edad puede hacer su solicitud de ingreso. La sección de contacto de esta página es un buen medio. Una vez establecido el contacto, siempre se sigue igual procedimiento. Los miembros del taller o logia votan si la solicitud es aceptada o aplazada. Si es aceptada, el profano podrá experimentar las pruebas de la Iniciación y empezar a formar parte de nuestra organización.

La iniciación se desarrolla conforme a un ritual establecido, un protocolo consensuado para generar una atmósfera concreta. Una vez finalizada, el iniciado alcanza el grado de aprendiz masón.

Durante un año el silencio será su compañero y la guía que le permitirá alcanzar el máximo nivel en este período.

Después del primer año podrá participar en calidad de igual en la deliberación de la logia, donde realizará trabajos intelectuales de ámbito social o simbólico.